La Asamblea General de la Organización Médica Colegial, ha aprobado, en su reunión de este fin de semana, el procedimiento homogéneo para garantizar la autenticidad y la máxima seguridad de la receta médica privada que entrará en vigor en Enero de 2013, según lo establecido en el Real Decreto 1718/2010 de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios

Madrid, 18 de junio 2012 (medicosypacientes.com)

La Asamblea General de la Organización Médica Colegial, ha aprobado, en su reunión de este fin de semana, el procedimiento homogéneo para garantizar la autenticidad y la máxima seguridad de la receta médica privada que entrará en vigor en Enero de 2013, según lo establecido en el Real Decreto 1718/2010 de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios

A partir de mediados de Enero de 2013, las recetas médicas privadas, tanto en soporte papel como electrónico, deberán tener un formato homogéneo en todo el territorio nacional y contemplar unos procedimientos que garanticen la autenticidad y máxima seguridad, contribuyan a mejorar el uso adecuado de los medicamentos, ayuden a simplificar la tarea de los profesionales medicos y farmacéuticos y refuercen las garantías de los ciudadanos.

La receta médica privada, al igual que la pública, es un documento normalizado y obligatorio mediante el cual los médicos, odontólogos o podólogos, legalmente facultados para ello, y en el ámbito de sus competencias, prescriben a los pacientes medicamentos sujetos a prescripción médica para su posterior dispensación en las oficinas de farmacia. Suponen un medio fundamental para la transmisión de información entre profesionales sanitarios y una garantía para los pacientes.

El citado Decreto atribuye al  Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) las competencias sobre receta médica privada y le responsabiliza de la edición, gestión, control e inspección de la misma. Es decir, convierte al CGCOM a través de los Colegios de Medicos  en el  vigilante o normalizador de este procedimiento.

La Asamblea de la OMC a propuesta de su Comisión Permanente y de su propio Observatorio de la Prescripción ha acordado establecer un  mecanismo homogéneo que garantice la autenticidad y máxima seguridad de recetas médicas privadas, a través de la implantación de un  código de verificación electrónica (CVE), una especie de código de barras asociado al número de receta, que permitirá comprobar a qué médico en concreto ha sido asignado un determinado talonario, a qué Colegio pertenece el facultativo prescriptor, cuál es su especialidad, que medicamento y en qué farmacia se ha dispensado. Es decir, esta implementación permitirá una trazabilidad de la receta, algo novedoso y que permite dar un salto de calidad  en la prescripción medica y pone en valor el insustituible papel del CGCOM y de los Colegios de Medicos.

La OMC, a través del Observatorio de la Prescripción, lleva trabajando en este Decreto, junto a los Consejos Generales de Odontólogos, Podólogos y Farmacéuticos con el objeto de adaptar las receta médica privada a lo que establece el  Real Decreto 1718/2010 de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

Para poner en marcha este mecanismo, la OMC creará una plataforma tecnológica que, partiendo del código de verificación electrónica (CVE), interrelacione los datos del médico prescriptor, los del Colegio al que está adscrito y los datos identificativos de la oficina de farmacia que ha efectuado la venta, en una especie de almacén o central de datos.

La Asamblea ha acordado establecer los mecanismos de  cooperación y participación con los 52 Colegios de Medicos  responsables de implementar el circuito a utilizar desde que un colegiado solicita un talonario de recetas hasta que lo recibe con la implementación de estas medidas. Este circuito permitirá al propio medico la solicitud electrónica a través de la utilización del carnet de medico colegiado con firma electrónica como marca la propia Ley de Servicios Profesionales (Ley Omnibus).

En cuanto a la receta médica privada en soporte electrónico, la OMC ha establecido un protocolo de homologación informático del sistema de prescripción, recogido en una Guía de Auditoria de Homologación del CGCOM, que deberán cumplir todos los programas electrónicos de prescripción que se implementen el ámbito privado independientemente del sector de origen (profesional, mutuas, consorcios, clínicas, etc)

Para poner en marcha este procedimiento, la Asamblea ha acordado promover la coordinación con las Administraciones sanitarias y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a fin de establecer el procedimiento de homologación del sistema de receta médica privada electrónica que posibilite la interoperabilidad y, por consiguiente, la adaptación a la normativa europea de receta electrónica.