Los sistemas sanitarios europeos que integran los sectores público y privado están siendo más resistentes a la crisis económica

El modelo francés “es particularmente resistente, seguro y eficaz”, asegura André Bolliger, presidente dela Asociación Profesional de Médicos de Ejercicio Libre (ASPROMEL)  tras conocer de primera mano la situación actual en el Continente

Madrid, 3 de diciembre de 2012

La crisis económica que afecta en grado dispar al continente europeo está suponiendo una dura prueba para el sostenimiento de servicios como el sanitario, que consumen por encima del 10% de los presupuestos públicos. Pero también en este caso concreto está habiendo diferencias de encaje, puesto que al margen de que la depresión económica no se viva con igual intensidad en unos países que en otros, sucede que hay modelos sanitarios mejor preparados para resistir el embate de la crisis que otros.

Concretamente, y según se ha puesto de manifiesto en una reunión celebrada este fin de semana en Paris por la Agrupación Europade Médicos de Ejercicio Libre  (EANA), a la que pertenece desde 2009 la asociación española ASPROMEL (Asociación Profesional de Médicos de Ejercicio Libre), se está comprobando que los sistemas sanitarios europeos basados en la integración del sector público y privado son definitivamente más resistentes a las crisis económicas que el actual sistema sanitario español, caracterizado por un sector público fraccionado en 17 partes autonómicas y por 3 sectores paralelos no integrados de mutualidades, asistencia colectiva privada y asistencia privada.

Como ASPROMEL ha podido comprobar, visitando estructuras sanitarias esta vez en Francia y recientemente en Alemania y otras naciones europeas, entre estos sistemas integrados destaca en especial el francés,  “porque se esta mostrando particularmente resistente, seguro y eficaz en áreas de población pobre de una gran capital como es París”,  señala el presidente de ASPROMEL, André Bolliger.

Defensa de la reforma en España

Es precisamente este conocimiento de primera mano sobre cómo se están comportando los sistemas sanitarios ante la crisis actual lo que lleva a ASPROMEL a “defender  con determinación” los planes de reforma iniciados en diferentes comunidades autónomas de España que tienen como objetivo lograr integrar los recursos públicos y privados.

Como reiteró el Dr. André Bolliger, Presidente de ASPROMEL, durante la reunión de Paris: "Ni el sector público puede prescindir de consideraciones de la economía del mercado, ni el sector privado puede prescindir de su responsabilidad y compromiso social".

Extra-comunitarios, al “límite de lo legal”

Otro de los grandes temas de la reunión de Paris ha sido el de las homologaciones de títulos de médicos especialistas extra-comunitarios, principalmente los procedentes de Sudamérica, que se estarían practicando “al limite de lo legal” en España y Portugal.

Tanto el presidente de la asociación española como Michel Chassang, presidente de la Confederación de Sindicatos Médicos de Francia (CSMF), coincidieron en advertir que la falta de controles rigurosos en este caso está creando un efecto reclamo y que los perjudicados no son sólo los dos países ibéricos, sino toda la UE en virtud del derecho a la libre movilidad que tienen sus ciudadanos.

La conclusión fue clara, indica Bolliger: “Puesto que estas homologaciones vienen concedidas a efecto profesional en vez de académico, discriminan claramente a los médicos especialistas nacionales y europeos y ponen a riesgo la seguridad de la asistencia médica y la salud del paciente”.  

ASPROMEL recuerda que desde 2007 la profesión médica en España, a través de la OMC y del CESM, viene denunciando reiteradamente esta fraude de ley practicada por los últimos gobiernos de España y ha avisado  de los peligros que ahora son una realidad.