LOS MÉDICOS DE ESPAÑA SON LOS MÁS DESPROTEGIDOS DE EUROPA

Debido a las particularidades del sistema sanitario español que excluye de una parte sistemáticamente el ejercicio libre de la medicina de la asistencia médica universal financiado por el seguro de enfermedad obligatorio, de otra parte reduce a los médicos del SNS a meros funcionarios y ejecutores de una sanidad construida sin ellos, los médicos de España se encuentran en la posición más desprotegida de toda Europa. Los médicos españoles vienen anulados y explotados entre un monopolio del Estado, el SNS , y el monopolio de los grandes grupos de seguros privados que dictan las condiciones de trabajo y las tarifas en el sector de la medicina privada. En este contexto español, sin par en Europa, el libre desarrollo profesional del médico es inexistente. En el contexto actual la pura sobrevivencia y la propia salud del médico son la mayor preocupación del facultativo. Debido a la alta disfuncionalidad del sistema de salud español, los médicos españoles – indistintamente del sector en el que trabajan – son los más desmotivados de Europa, lo que explica la alta tasa de síndrome de burnout y la creciente tasa de médicos que emigran. Al día de hoy más de 10’000 ( diez mil ) médicos han emigrado de España. Sabiendo que formar a un médico cuesta al estado 150 – 200’000 Euros la emigración de estos médicos representa para la sociedad española una pérdida de 1500 – 2000 millones de Euros lo que significa que la disfuncionalidad del sistema sanitario español destruye un capital astronómico. La situación se vuelve más caótica aun por el empleo de miles de médicos extracomunitarios con títulos sin homologar y peor formados que los médicos españoles, resultando en una pérdida creciente de calidad de la asistencia y creciente riesgo para la seguridad para el paciente.

Europa en cambio dispone desde el inicio de la seguridad social de sistemas de salud donde sector público y privado están integrados y donde todo tipo de monopolios viene evitado. El estado es garante y no dueño del sistema de salud, de manera que todos los médicos que forma el país encuentran trabajo en el sistema de salud. El médico tiene su futuro profesional garantizado y tiene la libertad de planificar y realizar su propio desarrollo profesional. La carrera profesional depende de su desarrollo y de su competencia profesional y no de la antigüedad en el sistema. No existen puestos de trabajo en propiedad o vitalicios. Puesto que son sistemas de salud concertados entre los diferentes actores bajo la garantía de la sociedad y del estado, la profesión médica no sufre la desprotección y el desprestigio como en España.

Por todo lo anteriormente dicho ASPROMEL presenta una vez más sus reflexiones, conclusiones y directivas para que España pueda disponer de un sistema de salud euro-compatible, sano, eficaz y sostenible a largo plazo.

ASPROMEL ABOGA POR UN SISTEMA INTEGRAL E INTEGRADO DE SALUD

Un sistema nacional de salud es por definición un sistema, es decir una estructura. Es esqueleto y no carne. Tiene elementos articulados, es flexible y renovable, es multidireccional. Permite el flujo continuo de información. Sustenta la carne y todo el cuerpo. No es propiedad, no es dogma, no es dinero, no es ideología.

Nacional significa de la nación, es decir es de ámbito nacional, universal, llegando hasta los últimos rincones de la geografía, de la sociedad y de la población del país.

Un sistema de salud, significa, referente a la conservación de la salud y a la asistencia en caso de enfermedad, accidente y trastorno.

Un sistema nacional de salud es por ende una estructura articulada de ámbito nacional en beneficio de la salud individual y colectiva.

En el mundo occidental democrático la colectividad, mediante sus representantes en los gobiernos democráticamente elegidos, y en algunos países por procedimientos democráticos ejercidos directamente por los ciudadanos, es garante de la existencia, de la conservación, de la manutención y de la actualización de esta estructura.

La colectividad ha decidido que esta estructura sea a su vez garante:

  • de una asistencia sanitaria universal sin discriminaciones para todos los ciudadanos
  • de que  todos los médicos que hayan obtenido su derecho de ejercicio de la medicina en todo el territorio nacional puedan ejercer su profesión de la forma libremente elegida integrado en esta estructura
  • de que todos los establecimientos médicos que hayan recibido su autorización de apertura tengan el derecho de trabajar integrado en este sistema en beneficio de la población
  • de que todas las aseguradoras y mutuas de salud que hayan obtenido su autorización de práctica puedan participar libremente en la financiación de este sistema nacional de salud

En este sentido las directivas de ASPROMEL son :

  • diferenciación-separación entre sistema nacional de salud y empresa estatal
  • un estado garante y no propietario de un sistema nacional de salud
  • diferenciación-separación entre proveedores, propietarios de establecimientos médicos y aseguradoras
  • garantía de parte del estado que todo ciudadano, todo proveedor de servicios médicos y todo asegurador tenga libre acceso al sistema nacional de salud
  • libertad para todo ciudadano de elegir su aseguradora, su clínica y su médico generalista o especialista
  • libertad para el médico de elegir su forma de ejercicio de la medicina
  • entrega de la formación médica, del desarrollo profesional y del control de calidad y seguridad para el paciente a la profesión médica
  • elaboración de un catálogo de prestaciones médicas y un tarifario correspondiente de validez nacional
  • estratificación horizontal en vez de vertical entre un sector sanitario nacional transversal financiado por el seguro social obligatorio con libre elección de aseguradora y un sector sanitario voluntario de prestaciones complementares .

Madrid, 14 de junio de 2013

Dr. André Bolliger Horisberger

Presidente de ASPROMEL

Tesorero y miembro de la Junta Directiva de E.A.N.A. ( Asociación Europea de Médicos de Ejercicio Libre )